25 junio 2008

Ministerio de Igualdad


Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros
George Orwell

Cada vez que leo o escucho declaraciones de la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído, se me viene a la cabeza la famosa novela de George Orwell 1984. En ella, un gobierno totalitario que ostentaba todo el poder bajo la figura del Gran Hermano dividía su gobierno en diversos ministerios: del Amor, de la Paz, de la Abundancia y de la Verdad.

Cada uno de estos ministerios se encargaba precisamente de lo contrario que rezaba su nombre: el del Amor de las torturas y castigos; el de la Paz, de la guerra; el de la Abundancia de garantizar la miserable subsistencia de los habitantes de la nación (donde francamente lo única que en abundancia proliferaba era la miseria); y el de la Verdad, ministerio encargado de la propaganda oficial, basado enteramente en mentiras e invenciones.

El Ministerio de la Igualdad; en España sí, no en la novela ficticia de Orwell, pretende ahora crear bibliotecas únicamente para mujeres. Ciertamente, al argumento de Orwell le faltaba este ministerio español, que si hubiera sido incluido en la novela, nadie lo encontraría fuera de lugar.

¿Qué clase de la igualdad es excluir por sexo a la mitad de la población española? Ciertamente, o la ministra tiene un complejo del tamaño de un pino, o sencillamente es una ignorante e incompetente.

Pero es que si analizamos fríamente, el delito de la ministra es doble. Pretende hacer esta separación (digna de un aparthied) en la casa natural de la cultura y el saber: las bibliotecas.

Una vez más, el gobierno de Zapatero haciendo propaganda, populismo y política de la manera más burda, al estilo de 1984, a base de eufemismos y paradojas, como la crisis (desaceleración económica), como el paro (incapacidad para satisfacer la demanda de empleo) y como un sinfín más de éstas.

Sin duda alguna, si Goerge Orwell levantara la cabeza reeditaría su libro, incluiría el Ministerio de Igualdad, y colocaría de ministra a Aído.

1 comentario:

Alberto Bueno dijo...

Tú sabes que me encanta esta novela...

Te digo las claves de esta ministra de pacotilla: incompetente, ignorante, acomplejada... y gilipoyas. Me río yo del Ministerio de la Igualdad. Entoces el de Justicia, Asuntos sociales, inmigración... no garantizan la igualdad?? De aquí deducimos qu el señor, señora o género neutro que la puso ahí, era más estúpido, estúpida o género neutro que ella.

Un saludo a los cuerdos y cuerdas de bien :D