20 marzo 2007

Poesía


Hay veces en las que ninguna combinación de palabras acierta a afirmar aquello que quieres decir, aquello que sientes o piensas. A veces, el lenguaje se te hace tan ínfimo, tan insignificante, tan vulgar, tan corto, tan ineficiente, que debemos recurrir a los gestos o a las imágenes.

Eso me pasa a mí a día de hoy. No sé canalizar con palabras lo que va por dentro; y me pasa a menudo, sobre todo cuando mira de cerca ciertos ojos que también me miran… No voy a intentar describir algo indescriptible, por lo menos para mí a día de hoy, con palabras. Dejo un simple poema, reflejo de una sensación habitual últimamente.

¿Qué es poesía? --dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es poesía? ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

Gustavo Adolfo Bécquer.

1 comentario:

Martita :D dijo...

Vale más un gesto o una mirada que una palabra. La palabra encierra y condena al sentimiento a seguir las vias del significado mientras que el gesto le da alas y la mirada le da fuerza. Es mejor demostrarlo que decirlo, no intentes canalizar el amor mediante palabras. Deja que sólo siga su senda de emociones.

Me alegra saber que te sientes así.

Un besito :D