27 enero 2007

¿Cuándo queremos podemos?


Las personas fuertes crean sus acontecimientos; las débiles sufren lo que les impone el destino.
Alfred Victor de Vigny.

Una vez más Tanya ha dado pie a que escriba esta entrada con su pregunta. En realidad, ella tendría la exclusividad de lo que escribí, ya que fue un encargo suyo, pero como buena persona que es, me deja compartirla con todos aquellos que quieran.

Sin duda, querer es poder. Es la misma voluntad la que hace los sueños posibles. Es la voluntad la que mueve en realidad las montañas. Es la voluntad la fe misma, creer ten ti, creer en tus capacidades. Creer en ti te hace indestructible. Todo lo puedes, todo lo tienes al alcance de una decisión tan simple como decir "sí". Pero hay que moverse. Querer no consiste en el hecho de desear algo, anhlear.

Querer es hacer lo posible porque algo suceda, no esperar. Querer algo es levantarse, como Lázaro, y salir a buscarlo, salir a lucharlo con sudor y sangre. Hay quién se refugia abiertamente en la imposibilidad, en el "no puedo". Yo creo sin embargo, que es un "no quiero", un "no estoy dispuesto a sacrificarme tanto", o un "no lo quiero tanto". Cuando de verdad el ser humano ansía algo… cruzaría valles y desiertos si fuera necesario. No sé si es parte de nuestro egoísmo innato, de nuestra codicio, o simplemente de nuestro obstinación; pero la realidad es que cuando algo realmente se desea, se hace posible. Algo parecido para con el destino. Son del mismo tipo de gente. La gente que acepta que hay un destino, pienso que es, porque no son lo suficientemente fuertes para afrontar una realidad, y se excusas en que todo lo que hagan no tiene valor alguno, no tiene efecto. Pero la realidad es que el día a día está en nuestras manos....

2 comentarios:

Tanya dijo...

Me voi a poner colora jejeje es un placer q escribas en mi espacio y lo copies en tu blog porque aqui keda muxo mejor

Una vez mas...de acuerdo

Besitos

Martita :D dijo...

Bueno...pue suna vez más, venciendo mi pereza y a mis obligaciones de universitaria..voy a dedicar un pedacito de tiempo a contestar. Creo que esta entrada se lo merece.
Pues efectivamente, creo que Gonzalo tiene razón, que de 100, 90 de las veces si quieres, puedes. Que solo hay que estar dispuesto a dar un paso, hacer un gesto, o mover los labios para poder realizar lo que uno desea. pero, siempre existe un pero, esas 10 veces restantes no solo basta con el querer. un ejemplo, sería la guerra. tu estás viendo que está mal, que no debería de estar pasando. quieres que pare pero, que haces? que puedes hacer para que pare? colocarte delante de un tanque con un cartel "No a la Guerra!"? no..o otro ejemplo, quieres con todos tus medios, que los osos panda no se extingan...que puedes hacer contra eso?o si una persona te odia?
si...querer es poder, como muy bien dice el refrán español, pero... no siempre. y el querer y no poder, a veces, puede traer consecuencias.

un placer escribir aqui. Besitos