05 octubre 2008

De Vuelta del Norte


Asturias, si yo pudiera…
Si yo supiera cantarte…
Pedro Garfias

Todo lo que tiene un principio tiene un final. Y así sucede también con los viajes, incluso aquellos que parecen interminables cuando se empiezan. Incluso trescientos y unos cuantos kilómetros más acaban por andarse. Así como se suben las montañas, se divisan horizontes y se atraviesan los valles. Al final el camino se acaba y uno regresa al hogar.

Han sido sin duda unos días repletos de experiencias, de ideas y de inspiración; que intentaré poco a poco ir plasmando el este blog. Aunque no he sido del todo fiel a mis propósitos y mi cuaderno quedó bastante incompleto, el alma y la memoria tienen una tinta imborrable que perdura a lo largo del tiempo y que es capaz de evocarse tiempo después.

La reflexión es un buen entretenimiento entre pueblo y pueblo; y como no fueron pocos los que atravesé, vuelvo con nuevas ideas y nuevos proyecto; que espero que no caigan en el mismo saco roto de siempre.

Como resumen general diré que Asturias es preciosa. Bosques, valles y montañas componen su paisaje, adornados algunos de ellos con una infinidad de vacas y de hermosas casitas dignas de cualquier sueño que se precie. El agua es otro elemento importantísimo del paisaje, del oído y del gusto; que aunque ésta sea a priori insípida, el paladar sabe reconocer el agua pura de la impura.

Sin duda, recomiendo la ruta Oviedo – Santiago; y advierto a la vez de la dureza de la misma. Pero creedme que merece la pena.

PD: Gracias a todos por los comentarios; disculpad las ausencias en vuestros respectivos blogs (en los cuales procuraré ponerme al día) y espero volver a veros por aquí.

2 comentarios:

Alberto Bueno dijo...

Sano y salvo, y otra vez en casa. Bienvenido! :D

Bomarzo dijo...

Bienvenido.