20 febrero 2008

Música de Fondo


El arte de la música es el que más cercano se halla de las lágrimas y los recuerdos.
Oscar Wilde

La música es una de los elementos que está presente siempre en nuestras vidas. Todos los días escuchamos una o varias canciones, ya sea voluntaria o involuntariamente. La mayoría de estas veces la música transcurre como un elemento de fondo, perteneciente a un segundo plano.

Por lo general, no prestamos atención a las letras de las canciones; y ni que decir tienen las canciones en inglés. No obstante, cuando nuestro estado sentimental es ligero, se tambalea o sencillamente anda mal; nos parece que todas las canciones van dedicadas a nosotros.

Puede entenderse que la música satisface nuestras necesidades. Al igual que cuando estamos eufóricos necesitamos canciones que acompañen nuestra euforia, sucede de igual manera con nuestra melancolía y tristeza.

Si yo ahora preguntara de qué trata la mayoría de las canciones que escuchamos, no seriamos capaces de descubrir o recordar su mensaje. No obstante, cuando andamos tristes, somos capaces de recordar que todas (una inmensa mayoría) las canciones versan sobre el amor y el desamor.

Cuando sentimos intensamente es cuando nuestro cerebro está más receptivo al entorno. Decimos que estamos más susceptibles; y cualquier cambio en dicho entorno, por muy leve que sea, desata en nosotros una reacción. Sin embargo, cuando nos encontramos sentimentalmente estables la mayoría de lo que pasa a nuestro alrededor pasa desapercibido, incluida la música.

Todo esto tal vez se deba a que la sensibilidad vaya acompañada siempre de los sentidos; mientras que el equilibro, la razón, sea más autosuficiente. En cualquier caso, el ser humano, sus reacciones, deliberaciones y actuaciones nunca dejarán de ser un exquisito misterio.

3 comentarios:

Ank-Su-Ra dijo...

canciones prohibidas...

"Por Verte Sonreir".

qué razón tienes... cuantas lágrimas derramadas por notas musicales.

un beso!

Alberto Bueno dijo...

Has visto? Hay ya no coincidimos. La verdad es que la música es una de las aficiones que menos me atrae. No sé porqué. Sé que soy algo raro, pues es difícil encontrar a alguien que no le guste, pero como dice mi abuela: de todo tiene que haber en la viña del señor.

Atrapa tus sueños dijo...

Me ha gustado mucho esta entrada...

¡Cuánta verdad! Ahora mismo me siento identificada con muchas de las canciones que suenan en mi mp3 mientras voy a la escuela...

La entrada de mi blog de hoy es una de ellas. La de mi tuenti, otra :)

Besitosssssss