01 agosto 2007

Un Mundo Feliz


Título: Un Mundo Feliz.
Autor: Aldous Huxley.
Género: Ciencia Ficción.

Se trata de una utopía, similar a la de 1984, pero siendo la última de un ámbito más político, y esta que intento comentar de un punto de vista más vital. La trama es muy similar: una persona, en el futuro, que no encaja en esta sociedad utópica.

Lo realmente interesante del libro es la sociedad futura que plantea, con sus ventajas y sus inconvenientes. Plantea un modelo social totalmente diferente al actual, donde los prejuicios son distintos, así como el sentido de la vida de cada uno de los individuos que conforman la sociedad.

La gran característica de la sociedad descrita en el libro es la estabilidad de ésta. Una estabilidad de la sociedad basada en la estabilidad de los individuos, a nivel emocional y a nivel social. Los sentimientos están mal vistos, y ante cualquier bajón emocional se recurre a una droga que alivia el malestar al instante. Por otro lado, las castas sociales están también claramente distinguidas, desde la creación de los individuos donde se resuelve el problema, hasta la muerte; y es aceptada sin ningún intento de rebelión por parte de los individuos inferiores ya que estos han sido educados y convencidos a su papel en su correspondiente casta.

La comparación con nuestro mundo llega cuando un individuo perteneciente a una “Reserva de Salvajes” llega a la sociedad utópica. Y ahí suceden los distintos dilemas y reflexiones.

Dejo aquí un pequeño texto del libro, sin duda interesante. Quizás otro día copie algún otro, ya que me perecen interesantes.

“La actual felicidad siempre parece muy menguada en comparación de las compensaciones que brinda la miseria. Y, además, la estabilidad no es ni mucho menos tan espectacular como la inestabilidad. Y el estar satisfecho no tiene el encanto de una denodada lucha contra la desgracia, ni el pintoresquismo de una pugna contra la tentación, o de una fatal derrota a manos de la pasión o de la duda. La felicidad nunca es grandiosa”

1 comentario:

Erato dijo...

Yo me he leido el libro y la verdad que no me guustó mucho, pero es que el género en sí no me llama mucho la atención.

Reconozco, eso sí, el alarde de originalidad de su autor y de su "adelantamiento" en el tiempo. Aldous Huxley escribió cosas impensables en aquella época y que hoy prácticamente pueden hacerse (otras no) como la clonación. Si te situas en la época en que está escrita la verdad que el libro es impresionantemente futurista. Hoy día, incluso, sigue siendo muy futurista, asi que me imagino el impacto del libro en 1932.

Besos!