23 enero 2009

Anonimato


Todo el mal que puede desplegarse en el mundo se esconde en un nido de traidores.
Francesco Petrarca

Internet ha facilitado de manera drástica el anonimato de las personas. Es muy fácil verter en la red una opinión, establecer comunicación con desconocidos o acceder a servicios pudorosos. Internet ha proporcionado tal cantidad de facilidades que podemos fingir fácilmente una segunda vida. Es más, hay programas (Second Life) que hacen que esta segunda vida sea real.

¿Pero por qué recurrimos al anonimato? ¿Qué es lo que realmente nos asusta? Me temo que el mayor miedo que presenta la gente es que vinculen un nombre o una cara a una serie de actos o comentarios. Dichos actos y comentarios que no han de ser aprobados por la sociedad o que de una u otra manera nos hagan retraernos o provoquen en nosotros vergüenza, porque si fueran actos honrosos y decorosos no tendríamos de qué temer. ¿O sí?

Tal vez lo que nos asuste sean las multitudes, el desenvolvernos en público o ante más de una persona o un grupo reducido. Digamos que tenemos el responder ante nuestros actos, el que puedan recriminarnos en pública una acción y un comentario y que lo que no seamos sea capaces de defendernos.

También puede ser que lo que nos dé miedo sea arriesgar. Arriesgar una reputación o un comentario en contra. Tal vez prefiramos mantenernos al margen antes que promulgar o actuar conforme nuestro instinto o convicciones. Y que por ese miedo a arriesgar, recurramos al anonimato para que la acción quede hecha o el comentario dicho, pero la repercusión en nosotros desaparezca.

Sea cual fuere, el denominador común de todas estas posibilidades me temo es la falta de confianza en una mismo, de seguridad. No acabamos de estar convencidos de, o bien, lo que hacemos, o bien cómo lo hacemos, y por eso tendemos a escondernos bajo un pseudónimo o bajo un número de IP.

De cualquier manera, lo que deberíamos procurar entonces es pensar bien lo que hacemos (o pretendemos hacer), y una de dos: o cambiarlo de tal manera que quedemos convencidos; o bien convencernos de que es correcto el planteamiento y pasar a la acción. Si es algo positivo, no tenemos de qué temer; y si no lo es, es malo y por tanto inmoral, ¿por qué queremos realizarlo?

23 comentarios:

Si te dijera que soy de dijo...

Yo puedo hablar de mi caso. Vivo en Castilla La Mancha y aquí hay mucho socialista rabioso suelto, se quedan con tu cara, con tu nombre y te discriminan por el hecho de tener una opinión distinta a la suya. Puede ser miedo, en otros casos vergüenza, pero hay que tener en cuenta que detrás de cualquier nick hay una persona de carne y hueso, y no lo hace desmerecedor.
Saludos.

Gonsaulo Magno dijo...

No pensaba en el motivo político cuando escribí la entrada. Pero desde luego, si es verdad lo que dices (y mucho me temo que sí que lo es) es vergonzoso y lamentable que esto ocurra en una supuesta democracia y un supuesto Estado de Derecho (eso de que tanto le gusta a los políticos hablar).

Un saludo, y gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Cre que el anonimato sólo es una medida defensiva. Si todo comentario o participación llevara nombre, apellidos y DNT y nadie pudiera ir en ventaja, todo sería más fácil. Yo, en vez de Rigoletto, sería simplemente, Alberto Granados.
Lo de que Castilla sea un nido de socialistas acechantes... me da risa, especialemnte ahora que se ve como se las gasta determinado partido que hasta ha montado un servicio de "inteligencia" para vigilar a los propios.
Un saludo,
Rigoletto

Gonsaulo Magno dijo...

Gracias Rigoletto por comentar :-)

Sobre lo del caso del espionaje en Madrid no está muy claro aún. A ver que concluye la Fiscalía y el juez.

Un saludo, y gracias de nuevo.

Lemur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Gonsaulo Magno dijo...

Es usted un poco pesado.

Ya le dije que no le iba a consentir más comentarios del estilo en el blog, por lo que el comentario ha sido suprimido

Lemur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Lemur dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Gonsaulo Magno dijo...

Señor Lemur:

No voy a entrar en su juego absurdo y vacío. Si quiere comentar la entrada, coméntela; pero si lo que quiere es dar por saco, hágalo en otro lado.

Creo que he sido suficientemente claro y es tan sencillo que hasta usted, con un poco de esfuerzo, podría comprenderlo.

Peregrín Tuk dijo...

Don Gonsaulo: ¿Puede decirme qué hechos, datos, elementos probados, argumentos, etc. le llevan a considerar que unos hechos denunciados de forma anónima sobre los socialistas de Castilla-La Mancha pueden muy posiblemente ser verdad (textualmente: "mucho me temo que así es") y, en cambio, lo referido al espionaje en el seno de las instituciones de gobierno de la Comunidad de Madrid es muy dudoso (textualmente: "no está muy claro")?

Gracias.

Lemur dijo...

Como dijo aquel: "Se le ve el plumero" (y no es un plumero centrista democrático).

Gonsaulo Magno dijo...

Si se piensa que por ponerse distintos nicks va usted a engañar a alguien está bastante equivocado.

Le responderé de muy buena gana: no sé si usted es consciente de los casos de corrupción en la Junta de Andalucía; si no lo es, aparte de recomendarle hemeroteca, le haré un adelanto: Climo Cubiertas. Empresa del hermano del señor Chaves que recibe mágicamente adjudicaciones. Le hablaré de más, de los 6.000€ que la Junta pretendía regalar a los profesores por mejorar las cifras de fracaso escolar y que (gracias a Dios) éstos han rechazado. Imagínese como es la situación en los centros de enseñanza de la Comunidad para que los profesores prefieran desechar 6.000€ regalados. También podemos citar el caso de Delphi y el plan de "recolocación" de la Junta de Andalucía, que consiste en llevar al parque zoológico a los empleados despedidos para "formarlos". Todo esto es producto del PSOE. Si no recuerdo mal, la Junta de Castilla-La Mancha también es Gobernada por el PSOE. Con un silogismo sencillo, se puede deducir que estas "gestiones" de Gobierno en Andalucía, pueden ser extrapolables a Castilla-La Mancha.

Sobre los casos de espionaje, sólo tiene, como digo, que leer la prensa de vez en cuando y se dará cuenta de que las noticas que publicó el País están un poco en entredicho. Ya sabrá que la Fiscalía está investigando. Cuando concluya, vuelve usted por aquí y me comenta.

Pero no entiendo tanto escándalo con el espionaje. Cuando el señor Chaves ordenó espiar a periodistas de El Mundo (cuya cinta de vídeo, prueba determinante, desapareció de un juzgado), y más recientemente a los presidnetes de las Cajas de Ahorro andaluzas. Y no se formó tanto escándalo.

¿Defiende usted acaso la corrupción y prevaricación?

Una vez más le digo que si usted quería deatir de política, me puede dar su teléfono y gustosamente pasamos horas arreglando el país. Si lo único que quiere es molestar, puede irse a otro lado.

Gracias.

Lemur Peregrín Tuk dijo...

Para "lógica", la suya: verdaderamenta "aplastante". No desvíe el tema o se vaya por las ramas y cíñase a responder a lo que le he preguntado; pues no lo ha hecho.

En ningún momento he puesto en duda que haya corrupción, en sus distintas facetas, y sin necesidad de atribuirla a personas de un determinado grupo político. Como tampoco he afirmado que algo esté probado sin antes darse la necesidad de la precisa investigación por los cauces que las leyes prescriben.

Dicho esto, puntualicemos:

1. Para empezar, del contenido de lo que escribe el primero de los comentaristas ("Si te dijera quien soy") no se deduce que se refiera casos de corrupción económica o similares, sino a situaciones en las que se ve perseguido, coaccionado, atemorizado, extorsionado, discriminado, violado en su intimidad, etc. por el hecho de pensar distinto o ser un opositor en el terreno político.

Así pues, no sé muy bien a cuento de qué me sale con esos ejemplos, referentes al PSOE andaluz, que poco o nada tienen que ver con lo que comenta "Si te dijera quien soy".

Porque, por la misma regla de tres, le cuento los casos de corrupción con una clara vertiente económica del PP en Baleares, Murcia, Canarias...

2. De muchas cosas no sabré apenas, pero de lógica bastante. Puedo estar de acuerdo en que el silogismo que usted me expone es "sencillo", pero sencillo en el sentido de propio de una mente simple. Lo que no es en ningún caso el silogismo al que recurre, es válido: de la proposición (premisa) "Algunos X hacen Y" -esto es, "los socialistas andaluces se comen a los niños crudos en horrendos aquellarres"- no se puede inferir válidamente esta otra proposición como conclusión: "Todos los X hacen Y" -esto es, "todos los socialistas españoles se comen a los niños crudos en horrendos aquellares"-.

Así pues, en Lógica está usted suspenso. Vuelva en septiembre y veremos si le apruebo.

3. Y lo que dice del espionaje (que no entiende el revuelo montado y cita los casos de los periodistas del diario El Mundo y de los presidentes de las cajas andaluzas)me recuerda al dicho "Mal de muchos, consuelo de tontos"; que tampoco es que digamos prueba de una profunda penetración intelectual en el asunto que nos ocupa (más bien sería ejemplo de que anda usted "flojito de sesera").

Pues, ¿me quiere decir con ello que porque los unos espiaron, ahora está bien que espíen los otros?... No creo, pero mucho lo parece.

4. Así pues, volvamos a lo que importa.

Con mi pregunta quise hacerle ver que si ante el caso del supuesto espionaje (persecución, violación de la intimidad, posible extorsión, chantaje,...) en (y desde) las instituciones de gobierno de la Comunidad de Madrid, presidida por Doña Esperanza Aguirre -un caso público y notorio y con nombres y apellidos- usted recomienda mesura, no dar los hechos por probados y aconseja esperar a las investigaciones en curso y a las acciones judiciales; no entiendo cómo ante una simple y vaga denuncia anónima (la de "Si te dijera quién soy"), no dice algo parecido, sino que antes bien lo da por absolutamente (o casi) cierto (textualmente: "Mucho me temo que así es").

Hablando de "lógica", eso hubiera sido lo lógico o, dicho de otro modo, también, lo coherente.

5. No voy a contestar a una pregunta a cuyo contenido no he dado pie. En otras palabras, lo que yo trataba de dilucidar con mi pregunta no era si usted o yo estamos a favor o en contra de la corrupción y la prevaricación, sino a qué se debía su dispar valoración ante supuestas graves situaciones parecidas dependiendo de si los causantes son del PSOE o del PP.

Y sigo sin que me haya dado una respuesta convincente.

6. Disculpe que no le dé mi número de teléfono; prefiero guardar el anonimato y bien sabe usted ya por qué.

Saludos.

Gonsaulo Magno dijo...

¿No le he puesto acaso ya el ejemplo del juicio contra el periódico El Mundo? Le díre que también pubicarn en eBOJA la lista de todos los objetores de ocnciencia de EPC, ¿le parece a usted poca persecución política, extorción y violación de las libertades?

Cuentenos los casos de lo que quiera del PP. Le diría a usted también que "mucho me temo que lo es"; porque el funconamiento, es al fin y al cabo, el mismo de los dos partidos.

Sobre el número de teléfono y su anonimato (único tema que viene al caso), ¿no se vee usted reflejado en la entrada que usted comenta?

Sobre la lógica:
Si el gobiero de andalucia actúa como actúa.
Si el gobierno de andalucia es PSOE
Si en Castilla la mancha gobierna el PSOE.
¿Me dice usted cómo actúa?

Por supuesto, no es una tautología, pero si utiliza lógica difusa seguro que obtene unas altas probabilidades.

Lemur dijo...

Entonces, siguiendo el recurso a la lógica difusa, por la misma regla de tres, lo que le debía haber dicho a Rigoletto no es que el asunto del "espionaje madrileño" -textualmente- "no está muy claro", sino que hay "altas probabilidades" de que haya delito o delitos detrás de dicho espionaje.

Es decir, lo mismo que le dijo "Si te dijera quien soy...": "Mucho me temo que así es".

En el caso de la vaga y anónima denuncia de este último, lo que habría procedido, pues, es animarle a que adopte medidas judiciales y "ya se vería lo que concluyese la fiscalía y el juez". ¿O no?.

¿Ve "el matiz"?...

Tenga por seguro, Don Gonsalulo, que con una inferencia inválida como la del "silogismo sencillo" que anteriormente utilizó como argumento, poco probaría ante la justicia. Y lo mismo le digo con un argumento ahora formulado a partir de la lógica difusa.

Y ese es su problema.

Acerca de la pregunta que me hace: no me veo prácticamente en nada concernido por el comentario de su blog sobre el "anonimato en Internet"; el motivo de mi anonimato ya lo conoce de sobra (y no se lo voy a repetir con una extensa explicación, porque me censuraría este comentario como ya ha hecho con anterioridad).

Saludos.

Gonsaulo Magno dijo...

Su argumento de no desvelar su identidad es que supuestamente tengo amigos en la extrema derecha que irían a su casa y lo matarían. ¿De qué película se ha escapado?

Lo que pasa con los espionajes de Madrid es que las publicaciones de El País no han sido demostradas, y carecen de pruebas. Parece ser, según el diario El Mundo, que lo sacado por El País es un poco "cortina de humo". Claro, puede deberse a la guerra entre periódicos, pero lo cierto es que el vicepresidente Granados en la Asamblea de Madrid dejó bien claro que él no debe probar su inocencia, sino quién le acuse, demostrar su culpabilidad. Y mucho me temo que eso aún no ha pasado, ni pasará.

Ese es el razonamiento.

Lemur dijo...

Pues sí, eso podrá ser considerado un "razonamiento", pero no va al fondo de la cuestión que le planteé inicialmente. Usted, o es bastante duro de mollera o es muy hábil para tomar camino de los cerros de Úbeda.

En otro orden de cosas: si usted me dice que cómo se las gastan los grupos extremistas son alucinaciones o películas de ciencia ficción, entiendo ahora un poco más por qué los representantes del partido al que usted pertenece, Nuevo Centro, no tuvieron ningún escrúpulo en asistir y participar a una reunión política junto a partidos de extrema derecha, incluyendo a fascistas y nazis, con vistas a una coalición electoral.

Un saludo.

Gonsaulo Magno dijo...

Tampoco los tuvimos para admitir haber sido engañados y no volver a asistir a ninguna reunión más convocada.

Lemur dijo...

Por favor, no me venga con lo del "engaño", porque eso no hay quien se lo trague.

Basta ir a la web de los que les invitaron, el Centro Democrático Español (CDEs), para haber sospechado por dónde podía haber ido la reunión y los "amigos" que se iban a encontrar en ella.

También, antes de ir, le podían haber preguntado al Sr. Cabra, presidente del CDEs, cuáles eran el resto de las formaciones políticas invitadas.

Y aún no habiendo tomado ambas precauciones, podían haberse ido en el mismo momento en que vieron lo que allí había.

Pero no: se quedaron, participaron activamente y el presidente de su partido hasta formó parte de la mesa presidencial.

No informaron nunca de su asistencia, ni emitieron en su momento comunicado en el que reconociesen su error (¿?), ni de desvinculación... Sino que bastantes meses después a celebrada la reunión, cuando por terceras personas se desvela su participación por informaciones públicas en Internet, sacan un comunicado en el que, en una huída hacia adelante, pretenden criminalizar a aquellos que "les sacaron los colores" difundiendo lo que ustedes nunca han podido desmentir: que asistieron y participaron activamente en la misma.

Y, también, Don Gonsaulo, sepa que, después de tan largo ocultamiento, una cosa es lo que ustedes ahora digan, y otra bien distinta los hechos probados.

Gonsaulo Magno dijo...

Centro Democrático Español. Vamos... el típico nombre que los herederos de Falange usarían.

Cuando se asistió a dicha reunión llevabamos 2 meses de existencia, ¿usted cree que nuestra prioridad era emitir comunicados? No. Era formar el partido y crear estructuras. Por aquel entonces más de la mitad de la militancia ha cambiado, y por ende, el partido ha cambiado. Hemos celebrado nuestro I Congreso, donde se ha debatido nuestra ideología, y salvo que en su película sea así, en ningún punto se tienen posturas parecidas a la de extrema derecha. Que parece usted José Blanco todo el día con la extrema derecha en la boca.

Lo que no acabo de entender es su problema para con nosotros, salvo que le preocupe que nuestro partido crezca en detrimento del suyo.

No le de tantas vueltas, señor Lemur, Leon, Peregrin Tuk, o como quiera llamarse. Dedíquese a otras cosas. Cómprese un perro o lea libros. Pero deje de aliviar su aburrimiento en este blog.

Lemur Leon Peregrín Tuk dijo...

¡Ah! ¿Que ustedes son tan ingenuos que en esto de las "mercaderías políticas" les basta con leer el envase? ¿Con saber que les invitaban los del CDEs ya no hacía falta ni información previa, ni tomar las debidas precauciones?... Por favor, a otro con ese cuento.

Pero, de todos modos, no me negará que la excusa sigue siendo de lo más tonta que te puedes echar a la cara, porque eso no explicaría o justificaría en ningún caso el por qué se quedaron en la reunión.

Y, por lo demás, no dice toda la verdad: ni la militancia ha variado sustancialmente, ni los dirigentes (de hecho, el principal responsable de la "metedura de pata" -¿?- sigue en un lugar destacado de su comité nacional -¡!-), ni su I Congreso ha variado significativamentte sus fundamentos ideológicos... Lo cual, esto último especialmente, incide también en lo incomprensible de que asistieran y participaran en una reunión de la extrema derecha, junto a fascistas y nazis, para promover una coalición electoral de extrema derecha.

¿Cómo en base a presupuestos ideológicos de "centro democrático", estuvieron ustedes allí? ¿O es que antes de su I Congreso Nuevo Centro también era, como el CDEs, un "envase engañoso": filofascista o filonazi?

Sus documentos, ideológicos o estatutarios, o los que usted me quiera presentar, pueden cantar misa, Don Gonsaulo, lo que cuenta son los hechos.

Y, precisamente, me alegra que mencione al Sr. Blanco: me gustaría que me dijese si usted vería justificado que el PSOE o el mismo PP se metieran en "fregaos" como al que ustedes fueron tan encantados de sí mismos.

Le faltaría poco, Don Gonsaulo, para utilizarlo, pontificar y dar lecciones sobre la corrupción de los "otros", sin el más mínimo asomo de autocrítica de los "míos".

Con ustedes en especial no tengo ningún problema, lo tengo con todos aquellos que en política hacen de la incoherencia, del engaño y del fraude su bandera. Y, por supuesto, con todos los totalitarismos sean del signo que sean y con aquellos que con estos compadrean. A todos esos: tolerancia cero.

Pero alégrese, Don Gonsaulo, que para que su partido crezca (en el caso de que esto usted lo llegue a ver) más que el mío (el que no tengo), no les hace falta mucho esfuerzo.

Ahora estoy leyendo "Les poissons rouges", de Jean Anouilh; en los descansos vengo aquí a echarme unas risas.

Un saludo.

Gonsaulo Magno dijo...

Bla, bla, bla. Su película de siempre de los nazis españoles. Está usted ya muy visto.

Poca política hemos podido hacer si aún no hemos concurrido a ningunas elecciones.

A ver si me entero: ¿que nuestra ideología, ponencias, estatutos y lo que digamos sí le da igual y le resbala; pero lo que dicen de una reunión que asistimos una vez hace ya 8 meses, a la que no hemos vuelto asistir, no hemos vuelto a tener contacto con las formaciones allí reunidas no le dice nada? Vamos, que usted ve lo que quiere. Lo que le da la gana se lo cree, lo que no, no.

Bueno, le diré que una vez ha mostrado sus intenciones, no voy a seguir perdiendo el tiempo en conversaciones banales con usted.

Que le vaya bien.

Lemur dijo...

Eso es lo que usted y sus compañeros de partido desearían: que su participación en esa reunión de extrema derecha en el Gran Hotel Colón de Madrid, en junio del año pasado (manteniendo supuestamente entonces -muy supuestamente, ateniéndonos a los hechos- los mismos fundamentos ideológicos que hoy dicen supuestamente -muy supuestamente, ateniéndonos a los hechos- defender), no fuera más que una película.

Pero no lo es.

Gracias; que le vaya bien a usted también.