07 julio 2007

Viajar


Viajar es una buena forma de aprender y de superar miedos.
Luis Rojas Marcos

Uno a veces se cansa de las inevitables rutinas del día a día, de los horarios prefabricados, de levatarse a una hora y acostarse a otra sistemáticamente, de tener un horario pre-establecido de clases y actividades que cicla incesantemente a lo largo de las semanas.

Uno a veces se cansa de las mismas caras, los mis hábitos, las mismas palabras, las mismas risas. Se cansa de respirar el mismo aire cada mañana, de orinar a la misma hora y de comer las mismas cosas.

Uno a veces se cansa de las mismas calles, los mismos coches, los mismos semáforos. Se cansa de sentarse en los mismos bancos, pisar las mismas aceras, pasear los mismos parques.

Uno se cansa de preguntarse cómo es la vida en otro sitio, cómo es vivir en solitario, cómo se come, duerme y organizan las gentes en otros lugares. Y se cansa de estar sentando, cansado, y pensante. Y uno se levanta un día con ganas de cambiar, de aprender, de respirar nuevas sensaciones, de contemplar distintos paisjes y conversar con distinta gente. Y uno de esos días, uno va y lo hace.

Como la mayoría de las personas del mundo occidental, un servidor viaja en vacaciones. Y mi turno comienza mañana. Estaré por tierras italiana hasta el día 25 de julio, que espero volver sano y salvo y con muchas cosas que contar por aquí.

Así que, salvo que por caprichos del azar tenga internet más o menos accesible, no escribiré en el blog hasta mi regreso. Espero que esto no me haga perder lectores, a los que una vez más agradezco que pierdan su tiempo inundándose con estas líneas mediocres.

Una vez más gracias a todos, y un afectuoso abrazo a todos y todas.

2 comentarios:

MyKe dijo...

Buen viaje. Espero que las tierras italianas te hagan tener aún algo más de inspiración y sigas escribiendo como sueles hacerlo por aqui :)

Hasta entonces, mientras estes por ahi, estaremos esperando nuevos comentarios, que nos hagan evadirnos de la rutina por unos momentos al no leer siempre lo mismo.

Lo dicho, buen viaje :)

Erato dijo...

Alguien dijo una vez que la vida es un gran libro y que quien no viaja sólo lee una hoja de él... Respecto al viaje, más que el destino, me quedo con el camino, durante el cual descubres nuevos olores, colores, sabores y experiencias. Por tanto, viajemos, ya sea físca o mentalmente. Un saludo, enhorabuena por el blog, muy bien elaborado.